El camino más largo. ALBUM

Ya me lo decía mi madre: Ay, hijo mío... ¿Y qué será lo próximo?

martes, 13 de abril de 2010

CONTÉN HEDOR

«Hay que bajar la basura», dice una voz
a lo lejos, mezclada
con el tintineo de los cubiertos
en el fregadero.
Y tú, como un mal menor,
vacías el negro contenido
de un cenicero
y aparcas la bolsa junto a la puerta
mientras buscas otro cigarrillo
y te pones los zapatos
y el abrigo.

La noche
no te contempla.
No te reconoce.

Lanzas, cerrada,
la basura del día
pensando que de la otra
no te podrás librar
tan fácilmente.

3 comentarios:

samsa dijo...

sin sombrero me quedé, don Vicente! muy bueno sí señor!

cleopatra dijo...

¡Durísimo Vincent!

Me dolió por verdadero, pero es que acá en Buenos Aires, llueve...

Un beso enorme.

por la acracia de dios dijo...

Resulta muy familiar. O bajas la basura o un día te das cuenta de que Diógenes se planta de okupa en tu casa. Muy lograo, sí señor. Un saludo