El camino más largo. ALBUM

Ya me lo decía mi madre: Ay, hijo mío... ¿Y qué será lo próximo?

lunes, 29 de septiembre de 2008

LA BOHEMIA

Me daré una tregua.
Voy en busca de la otra vida que soy.
A tomar impulso y paellas.
Otra vida que empezó aquí,
desde la bohemia de Barcelona.
El Pastís, la concha
y el barrio chino
fue lo más seguro
que encontré para refugiarme.

Pero antes, una desmitificación
necesaria de un hombre que no
vivió de concesiones a la metáfora.
La voz ronca de un poeta de tierra
con unos arreglos musicales de altos vuelos.

Genial. Urge restituir su obra.






FRANCISCO (LA BOHEMIA)

Letra y música: Patxi Andión


Me duele el corazón de tanto oírlo:
“Cuánto has cambiado, chico. No eres el mismo”.
Me duele el corazón, perdóname Francisco,
nueve años sin hablar y, aunque no hay timo,
yo ya no aguanto más y a estos listos
que le ponen los cuernos a Marx
voy a decírselo.

Harto ya de pervivir en hambre y vino.
Harto ya de componer para el destino.
Harto ya de frecuentar putas y puentes,
de envidiarle la sonrisa a los juguetes.

De ser experto en ladillas y tabernas,
de ese puto amanecer sin haber comido
y sacar a mear versos y penas
y cambiar toda mi pureza por un bocadillo.

(Recitado)
Esta, esta es la verdad desnuda
y créelo, compañero, créelo
que la bohemia, la verdadera,
esa, esa es dura.

No sabe a poesía ni a aventura.
Huele a blenorragia y vino peleón.
Es obligada y diaria, no tiene sábados,
no tiene compasión.
No hay ventanas, es una cuesta abajo sin escalas,
con la barriga vacía, sin compañía,
salvo esa pequeña de la mente y la bragueta
lamiéndote como un perro por las esquinas
la eterna, diaria herida de la vida.
Y nunca perdona nada
y te hace pasar en horas
de la prosa a la bohemia
que es la prosa de la nada
y todo, todo lo más
que se consigue lograr es dureza
sin piedad, sin razones,
es criar los cojones de mear
donde los demás lloren.

3 comentarios:

Sacra dijo...

¡Ay, amigo! Yo no sé que tiene ésta, tu casa, tan llena de ventanas evocadoras,las mismas que acompañan esta edad mía que reconoce batallas desde la prehistoria de mi memoria.
Siempre nos quedará un Patxi para mantener la dignidad y los cojones en su sitio.
Gracias... siempre...

PUEDE QUE LA RESPUESTA SEA NO PREGUNTARSE PORQUE dijo...

en algunas tardes de casi verano y casi invierno, la concha tb mi sitio, aunque sea para dejar pasar los minutos después de trabajar y algún que otro mojito.

Anónimo dijo...

esa canción de Patxi Andión me la sé de memoria...y la bohemia de Barcelona..Pastís, Marsella..