El camino más largo. ALBUM

Ya me lo decía mi madre: Ay, hijo mío... ¿Y qué será lo próximo?

viernes, 25 de julio de 2008

PH NEUTRO


Uno asiste a la maravilla de extender el brazo y encontrar ternura
o puede al menos sentir la huella de un espacio
lleno de amor y otras enfermedades.
Uno recuerda y llora
lágrimas de alegría
lágrimas de alergia
pero igual llora
desde la escarcha de un rocío
hasta el ocaso de un sueño.
Uno despierta siempre mojado
como cuando era un niño
y extiende el brazo y encuentra ternura
nada ha cambiado… bueno sí
uno también tiene que cortarse el pelo
y lee el periódico mientras espera
y ejerce su papel de ciudadano bien informado
y habla con el peluquero.
Los peluqueros entienden mucho de fútbol
también saben cómo se igualan las puntas
pero eso es menos interesante.
-No me corte mucho, por favor, ayer
tuve un sueño y no quisiera perderlo.
Como era previsible, el peluquero también hizo la mili y te la cuenta
como si hubiera estado en la Segunda Guerra Mundial.
La conversación llega a tal punto que uno tiene que decir:
-Pues a mí lo que más me gusta es masturbarme.
Pero resulta que el peluquero también entiende de eso
y ahora le has recordado una anécdota muy graciosa
y te hace saber los pormenores de un descanso onanista
con sus compañeros de cuartel frente al televisor que tenían
qué risa en la sala de literas que por cierto era en color
viendo el España-Francia…
Entonces, exhausto
uno asiste a la maravilla de extender el brazo y encontrar a uno solo
con el pelo corto y ya sin sueño
que despierta mojado de una pesadilla
empuñando un secador
en actitud amenazante.



Vicente Llorente
Premios del Certamen Jara Carrillo, Volúmen 6.
Edita: Ayuntamiento de Alcantarilla, Murcia. 2001
Prólogo de Luis Alberto de Cuenca.

sábado, 12 de julio de 2008

APRENDIENDO A PERDER





Gracias mil veces a Soto, a su batín y a las doce horas del mediodía, abriendo la puerta de su casa con un café y un disco donde una voz de tierra me habló de Los brazos de Ruby y puse rumbo definitivo a las tuberías. Desde entonces llevo un pálpito de luz en la guantera.

El gran perdedor muerde el polvo y lo hace canción en Barcelona. Tom Waits estará dos días (14 y 15 de julio) cantando para gente como nosotros, aprendices de perdedores, a un precio ganador: de 100 a 125 euros.

Ni qué decir tiene que me lo pierdo.



lunes, 7 de julio de 2008

EMOCIÓN EN PRIME TIME

Juan Carlos Ortega es, por el momento, el último pensador y filósofo que se sirvió de la tele y la radio para decir que otro mundo es posible. Puro humor poético. Acompañado siempre por actores septuagenarios, como sector desprotegido por las cadenas que vomitan seriales y teletiendas, se atreve a crear con la complicidad intelectual del que mira sus propuestas. Nos pide que pensemos, pero con el pretexto de reir.
En fin, que me gusta mucho.


martes, 1 de julio de 2008

MENU europeo DEL DIA




Empiezan a ir bien las cosas. He descubierto que estos chicos de la foto, en realidad están haciendo publicidad velada de mi libro de poemas Menú del día. Ellos, sin saberlo, son promotores literarios y agentes de rojo que llevan como bandera el estandarte cultural por Europa. Esta pizarra con Primer Plato, Segundo Plato y lo que sigue es una metáfora de mi Menú del día, presente en el quehacer cotidiano de estos individuos. Estoy contento. Por fin, fútbol y poesía van de la mano. Gracias a la foto y, por asociación de ideas, he recibido un aluvión de ofertas para presentar mi libro por toda la zona Euro, ya que los eventos deportivos, como es sabido, entroncan con la poesía más visceral: Porque ahora resulta que todos somos España otra vez. Por fin podré ir a Madrid con mi barretina o estudiar castellano en cualquier colegio catalán como lengua vehicular. Y qué decir de mis paseos por Euskadi vestido de torero...
¿Crisis?... ¿Eso qué es? Ahora soy campeón de Europa. Me siento español sin temor a que me confundan con un facha de Madrid o de Barcelona. Ondeo la bandera del respeto y digo que hablo español. Parlo espanyol. Falo español (está en gallego, no en español, eh). Y no pasa nada.
Nota: No he encontrado la traducción al Euskera de la frase "hablo español". Tiene sentido, ¿no?